Este es parte del trabajo presentado por la Consultora Nacional Virginia Jiménez en el PROYECTO PREDECAN Apoyo a la Prevención de Desastres en la Comunidad Andina – CAN ASR/B7-3100/99/313. Componente de Fortalecimiento de Sistemas y Políticas Nacionales de Prevención y Atención de Desastres -Resultado 1

Para el tercer corte solo se evaluaran comentarios de este artículo. El Profesor.

“Si bien en algunos actores existen definiciones mas o menos concertadas sobre los términos referidos a la Gestión de Riesgos, (ver ANEXO I, Norma Venezolana, Gestión de Riesgos, Emergencias y Desastres Fondonorma 3661:2004), es precisamente el Términos Gestión de Riesgos el que necesita concreción y decodificación para la mayoría de los actores.

Para el abordaje de este término, una definición interesante y completa sobre la Gestión del Riesgo “…se entiende como el conjunto de políticas, instrumentos y medidas orientadas a reducir los efectos adversos de fenómenos peligrosos y comprende las actividades de prevención, mitigación y preparación (ex ante), así como las de atención y rehabilitación (ex post).” (Cardona, 2002),

Esta definición lleva a suponer que tanto la intervención de las causas como la atención del desastre son componentes de un proceso continuo. En ocasiones, se cree que el tema corresponde solo a los organismos que enfrentan la respuesta y se buscan soluciones que abordan únicamente el tratamiento de las consecuencias, en vez de producirse un cambio de fondo esto se reduce exclusivamente a un cambio de etiquetas: de la “Gestión de Desastres” a lo que ahora se conoce como la “Gestión de Riesgos”…pero que en la práctica se traducen en las mismas prácticas “atencionistas”.

Los enunciados del siguiente cuadro presentan un ejemplo de los errores comunes asociados al tratamiento del tema y que se convierten en “los riesgos de la Gestión de riesgos” porque amenazan la adecuada toma de decisiones.

CUADRO 1

Los Riesgos de la Gestión de Riesgos

Lo que SE CREE de la Gestión de Riesgos

Lo que ES la Gestión de Riesgos

1

Es un enfoque fisicalista y tecnocrático del problema centrado en la caracterización de amenazas

Busca las verdaderas raíces del problema en las prácticas institucionales que cotidianamente por desconocimiento, omisión o incompetencia construyen el riesgo

2

Es mantener UNA institución cumpliendo múltiples funciones que exceden sus capacidades

Es un replanteamiento de competencias institucionales donde TODOS tienen una función.

3

Es cambiar las tradicionales etiquetas de “Administración de Desastres” por la de “Gestión de Riesgos”

Diferenciar que la primera se refiere a las consecuencias del problema y la segunda a las causas y que ambas son parte de una gestión integral

4

La Gestión de Riesgos es un discurso poco factible de aplicar

Concreción de programas, proyectos y acciones de impacto directo que intervengan las causas del problema y además incidan en la preparación que permita atender eficazmente las consecuencias

5

Es la creación de aparatos y oficinas que atiendan el tema de forma unilateral.

La inserción de la Gestión de Riesgos como parte de las funciones de la institucionalidad actual.

6

Entiende a las comunidades como “receptoras pasivas” de los lineamientos institucionales.

Incorporar la participación activa de las comunidades que habitan en las zonas de riesgos.

7

La sola consideración de la comunidad para las tareas de preparación y respuesta

La importancia de la comunidad en las tareas de prevención y mitigación de riesgos y como agentes también constructores de los riesgos

8

Entiende que la información de amenazas no se debe difundir para no crear alarma.

Difundir la información básica existente como herramienta de la gestión social.

Con base en lo expuesto, se debe entender que para poder propiciar la buena praxis en el tema de la gestión de riesgos se debe reconocer que tanto las instituciones como los ciudadanos son los responsables de la conformación de los escenarios de riesgos y, que la construcción de condiciones de vulnerabilidad en la cotidianidad en el llamado proceso de “desarrollo” se evidencia en el impacto de cada desastre.

Así, entender que las condiciones de construcción del riesgo se dan desde el mismo Estado en su intervención al ambiente, comienza a ser parte de la solución de los problemas. Es por ello que ha sido muy importante que el alto gobierno se pronuncie al respecto (ver ANEXO II: GESTION DE RIESGOS. Lectura por parte del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, sobre el tema en el programa n° 212 – Aló

Presidente).

En términos de concretar acciones que propicien la reducción de riesgos, una de las formas de instrumentarla es la sugerida por Allan Lavel (1998) cuando plantea que existen dos formas de hacer gestión de riesgos:

La manera prospectiva, integrándola a la planificación del desarrollo y del territorio, de esta forma los nuevos programas y proyectos de desarrollo necesitarán revisar su potencial para reducir o agravar las condiciones de vulnerabilidad y amenaza/peligro. Por ejemplo, en el ejercicio del ordenamiento territorial deberá estar implícita la noción de aprovechar las potencialidades del entorno para la producción social y de asumir responsablemente las restricciones presentes y potenciales que ponen en peligro dicha producción.

Por otro lado comenta, que existe la gestión del riesgo correctiva o compensatoria, la cual consiste en la reducción de la vulnerabilidad y amenazas existentes y que se han acumulado con el tiempo a través de los patrones pasados de desarrollo. Las políticas compensatorias son necesarias para reducir el riesgo existente, pero las políticas prospectivas se necesitan para evitar la construcción de nuevo riesgo a corto, mediano y largo plazo.

En conclusión, la tarea de hacer una efectiva gestión del riesgo va de la mano con la tarea de hacer una eficiente gestión ambiental, y en términos más generales una gestión sostenible del desarrollo, para lo cual la planificación se constituye en un instrumento básico.”